PEREGRINACIÓN ANUAL DE CICLISTAS

La trigésima quinta peregrinación anual de ciclistas a la basílica de nuestra Señora de San Juan de los lagos, Jalisco, salió de Zumpango en número de 200 elementos el 28 de enero y tras una cansada jornada de cuatro días llegaron a su destino el día 31 del mismo mes. Año de 1988.

Después de un día de descanso, los 200 ciclistas procedentes específicamente de: Santa Ma. Ajoloapan, San Lucas Xóloc, los barrios de Zumpango: San Miguel, San Lorenzo, Santa María, San Marcos y San Pedro, encontrándose previamente con sus familiares que en 10 autobuses especiales les dieron alcance; a las 4 de la madrugada del día 2 de febrero, día de la candelaria, con mucho fervor entonaron las mañanitas de la Virgen, en la basílica, acompañados por las notas musicales de los mariachis, bajo un ensordecedor detonar de cohetones, bombas y luces de colores que los propios peregrinos ofrecieron a la imagen sagrada.

A todos estos peregrinos, que serían cerca o más de 700 personas, se les concede una misa especial y por la noche, los pirotécnicos de San Pedro donaron la exhibición de un castillo grande, dos chicos, profusa salva y luces de colores, haciendo la delicia de los lugareños y de los visitantes.

La gente del pueblo de San Juan de los lagos, se extraña bastante cuando oye la detonación fuerte y tupida de cohetes, bombas y castillos porque ellos no están acostumbrados a esta clase de tradición; solo cada año, el 2 de febrero tiene lugar aquí este singular y bonito evento que no tiene mucho que se introdujo.

La tradición de visitar periódicamente a nuestra señora de San Juan de los Lagos, data de hace muchos años, tantos que se ha perdido en el recuerdo cuando tuvo su inicio en Zumpango, transmitiéndose de padres a hijos. Primero se hacía a pie, luego combinadamente con carretas tiradas por equinos, después por ferrocarril, ahora en autobús, automóviles, bicicletas y motocicletas también, pero no deja de realizarse, aunque suceda a veces graves accidentes.

Unos van a solicitar un favor a la Virgen, otros a pagar una manda, algunos por paseo o ejercicio deportivo en bicicleta, otros por aventura y no falta quienes lo hagan por curiosidad.

Este año 1988, para los gastos personales de una sola persona, se promedió en cinto cincuenta mil pesos, aparte de lo que gastó para su familia en hospedaje que fue de diez mil pesos por una cama una noche, los alimentos fueron aparte y así otras erogaciones. Con respecto a los arreglos florales, misa, cohetones, propaganda, y otros menesteres, son costeados por comisiones específicas.

Sesenta y siete de los doscientos pedalistas regresaron en su propio vehículo, saliendo de San Juan de los lagos el día 3 de febrero y llegaron a Zumpango a las 12:30 hrs. del día 6, saludando y dando gracias a las imágenes de los templos de la Purísima Concepción, San Miguel, San Lorenzo y por ultimo escuchar misa en San Pedro, con el acostumbrado repiquetear de campanas y detonación de cohetones. No hubo accidentes que lamentar.
Hasta pronto con otra crónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba